Sue Grafton acercándose al final del alfabeto

Cuando Sue Grafton creó su personaje Kinsey Millhone en 1982, no había muchas otras investigadoras privadas en el mundo de la ficción (a pesar de Nancy Drew y Miss Marple). Grafton tituló audazmente ese primer libro “A es para coartada”, condenándose así, o al menos comprometiéndose, a escribir 25 secuelas.

Ahora, 31 años después, estamos a la altura de 'W Is for Wasted', que Putnam publica esta semana. A lo largo de los años, Kinsey Millhone ha envejecido, se ha casado y divorciado más de unas pocas veces, ha resuelto asesinato tras asesinato tras asesinato y continúa cortándose el cabello (con tijeras de uñas).

Grafton estará en Barnes & Noble Galleria el 17 de septiembre para firmar libros; la entrada es gratuita con una pulsera (ahora disponible con la compra del libro). Aquí, habla sobre por qué no tiene una foto de su hijo en su escritorio, por qué vuelve a leer sus propios libros y, la gran pregunta que todos queremos saber, ¿para qué será la 'X'?

P: ¿Veintiséis libros? ¿En serio?

A: Oye, no me culpes. ¡No pensé que funcionaría! Mirando hacia atrás, puedo ver lo descarada que fue la empresa. Estoy bendecido.

Feed Loader 'W is for Wasted', de Sue Grafton.

P: ¿Alguna pista de lo que podría ser X?



R: Casi tiene que ser xenófobo o xenofobia. Revisé los códigos penales en la mayoría de los estados y el xilófono no es un delito, así que estoy atascado.

P: ¿Cómo empezaste a escribir misterios?

R: Escribí siete novelas de larga duración cuando tenía 20 y 30 años. De ellos, se publicaron las novelas núm. 4 y 5. El resto está en la basura. Ese fue el proceso mediante el cual me enseñé a escribir. También hice una temporada de 15 años en Hollywood, que es donde aprendí que prefiero escribir en solitario. La octava novela que escribí fue 'A Is for Alibi', que fue mi boleto para salir de Hollywood. Pregúnteme si alguna vez vendería los derechos cinematográficos o televisivos de estos libros. No, yo no lo haría. Nunca dejaría que esos payasos pusieran sus manos en mi trabajo. ¡Lo arruinarían para todos, para mí más que para la mayoría!

P: ¿Alguna vez se cansó de soñar con formas en que se puede matar a la gente?

Un nunca.

P: Describe tu sala de escritura.

R: De hecho, tengo dos oficinas, una en Kentucky y una segunda en California. Ambos son espaciosos y, en general, ordenados y bien organizados. La oficina de California es de color amarillo mantequilla y la luz es excelente. Ahí es donde guardo la mayoría de mis textos de investigación y mis archivos, los 525.

En Kentucky, estoy en el tercer piso mirando hacia una extensión de césped con árboles centenarios. La habitación tiene aleros y el papel pintado es un patrón de hojas, verde pálido sobre verde. Ambas oficinas tienen la misma computadora y buenas sillas de oficina, y cada una tiene una cómoda silla de lectura y una buena luz de lectura.

P: ¿Cuál es su estrategia de escritura? ¿Tiene rituales que mantiene?

R: Mi principal estrategia de escritura es trabajar de cinco a seis horas todos los días, contra viento y marea. Soy un escritor lento, pero persistente. A menudo hago un breve período de autohipnosis antes de comenzar, con la esperanza de calmar la charla en mi cabeza.

P: ¿Cómo se supera el bloqueo de los escritores (o la distracción de Internet)?

R: Creo que el bloqueo de los escritores es la forma en que Shadow me dice que estoy fuera de lugar. My Shadow es de donde proviene toda la energía creativa, así que escucho lo que dice. Si estoy 'bloqueado', reviso el trabajo una página a la vez hasta que descubro dónde me equivoqué.

P: ¿Tiene un libro favorito de la infancia?

R: 'Twig', de Elizabeth Orton Jones.

P: ¿Qué libros relees?

R: 'A es para coartada' hasta 'W es para desperdicio', de Sue Grafton. Eso es para recordar lo que dije y los caminos que he recorrido a lo largo del camino.

P: ¿Qué estás leyendo ahora mismo?

R: “La falla en nuestras estrellas”, de John Green.

P: ¿Qué autores te han inspirado?

R: Elmore Leonard, Raymond Chandler, James M. Cain, C.W. Grafton, Stephen King, Malcolm Gladwell ...

P: ¿Qué hay en tu escritorio?

R: Mi 'taza para sorber' de agua helada, un libro de investigación, Kleenex, una fotografía mía y de mis dos hijas (mi hijo odia que le tomen una foto), una pila de blocs de notas de 5 x 7 rayados en amarillo, computadora, teléfono, impresora y alrededor de 10 archivos en un organizador vertical.

P: ¿Dónde estás ahora mismo? Describe lo que ves.

R: Mi 'taza para sorber' de agua helada, un libro de investigación, Kleenex, una fotografía mía y de mis dos hijas (mi hijo odia que le tomen una foto), una pila de blocs de notas de 5 x 7 rayados en amarillo, computadora, teléfono, impresora y aproximadamente 10 archivos en un organizador vertical.